Viñedo de California con flores al atardecer.

Viaje

Las bodegas californianas cultivan variedades italianas

marzo 16, 2018

Escrito por Lauren Mowery

Las uvas italianas son muy difíciles de cultivar con éxito en otros países. El problema en sí no es la floración ni la maduración, sino que el sabor es muy diferente al de sus contrapartes italianas y, por lo general, no es bueno. Hasta hace poco, había descartado los intentos de cultivar estas uvas en California, especialmente las uvas Sangiovese y Nebbiolo, que parecían prosperar en climas ligeramente más fríos. Las versiones estadounidenses a menudo eran toscas y demasiado maduras, carecían de carácter y delicadeza. Sin embargo, una reciente serie de degustaciones cambió definitivamente mi opinión, y me demostró que el lugar, el microclima y el manejo hábil de la fruta marcan la diferencia. Aquí tenemos cinco enólogos que hacen un gran trabajo con las uvas italianas. Estos vinos podrían inspirarte a buscar en la góndola de California la próxima vez que quieras comprar vinos de Italia.

Ryme, Sonoma - www.rymecellars.com

Ryme comenzó en 2007 con solo una tonelada de Aglianico, un movimiento audaz para una marca nueva en un estado conocido por las variedades Chardonnay, Cabernet y Pinot Noir. El equipo conformado por marido y mujer, Megan y Ryan Glaab, quería elaborar el vino que le gustaba beber. La pareja, que se conoció durante una cosecha en Australia, pasó rápidamente del romance al matrimonio, y del matrimonio a la creación de Ryme. Luego de una experiencia exitosa con las uvas Aglianico, agregaron más uvas italianas a su lista. Hoy, elaboran dos Vermentinos, un Ribolla Gialla, además de Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. Ryme trabaja con frutas de viñedos orgánicos, cultivados de forma sostenible y sigue métodos mínimos de vinificación en la bodega para garantizar la transmisión de las características del lugar a través de los vinos.

Martha Stoumen Wines, Sonoma - www.marthastoumen.com

Martha Stoumen Wines es la bodega de Martha Stoumen, dirigida por mujeres, que se encuentra en Sonoma. Stoumen, propietaria y enóloga, trabaja con la variedad Nero d'Avola de Sicilia. “Viví una cosecha muy impactante mientras trabajaba con esta uva en Azienda Agricola COS, en Sicilia; por lo tanto, el solo hecho de que Nero d'Avola exista en mi California natal, Y ADEMÁS, poder trabajar con ella, me alegra el corazón”, escribió. Stoumen cultiva alrededor de la mitad de su fruta, mientras que adquiere el resto de los agricultores multigeneracionales. Su espíritu minimalista se aplica tanto en las prácticas en los viñedos (p. ej., uso de abono en lugar de fertilizantes sintéticos) como en el trabajo de bodega (p. ej., dejar que la levadura natural y las bacterias inicien la fermentación). Stoumen trabaja para elaborar vinos deliciosos, representativos de California, que a la vez expresen la tipicidad del Nero d'Avola, que, como ella dice, “tiene una naturaleza claroscura: claridad por su capacidad para retener la acidez en los climas cálidos del Mediterráneo, y oscuridad por sus característicos frutos del bosque”.



Giornata Wines, Paso Robles – www.giornatawine.com

Esta bodega familiar con sede en Paso Robles se especializa en variedades italianas. Al cultivar uvas como Fiano, Barbera, Aglianico y Nebbiolo, Giornata produce algunos de los vinos más exuberantes y vibrantes de la costa oeste. En particular, la Barbera de Giornata, una variedad originaria de la región norteña de Piamonte en Italia, ofrece un vino eminentemente disfrutable, con una acidez jugosa y brillantes frutos de bayas. La variedad Nebbiolo, también de Piamonte, presenta taninos generosos pero maduros. “Nos mudamos a Paso Robles para elaborar un Nebbiolo de nivel mundial. El suelo del que obtenemos nuestro Nebbiolo tiene casi el mismo pH y la composición de arena/limo/arcilla que los principales sitios de cultivo en Barolo y Barbaresco”, escribió el propietario Brian Terrizzi. Parece que las variedades del sur de Italia también se adaptan a la calidez y el sol de Paso Robles, ya que el Aglianico y el Fiano también prosperan aquí. Por supuesto, el objetivo final no es hacer vino italiano en California, sino vino de California con uvas italianas, y para eso, Giornata es una de las mejores.

Massican, Napa – www.massican.com

Dan Petroski, fundador y enólogo de la marca boutique Massican en Napa, fue nombrado Enólogo del año en 2017 por el San Francisco Chronicle. Este impresionante galardón subraya el creciente aprecio de Estados Unidos por la vinificación de vanguardia en regiones donde es frecuente la conformidad. Si bien sus vinos son californianos, apenas saben a California. De hecho, este nativo de Brooklyn que escapó del mundo editorial de Nueva York, desarrolló una inclinación por el vino italiano. Vivió en Sicilia antes de regresar a los Estados Unidos para trabajar en la industria del vino de Napa. El nombre Massican deriva del Monte Massico, una montaña costera en Campania, en el sur de Italia, aunque el vino que elabora rinde homenaje al norte, específicamente a Friuli. Petroski trabaja con Sauvignon Blanc para un embotellado varietal, combina Pinot Grigio y Greco di Tufo en Gemina, y crea un vino vivaz, fresco y con un toque mineral con Ribolla Gialla, Tocai Friulano y Chardonnay llamado Annia.

Mathiasson, Napa - www.matthiasson.com

Esta pequeña bodega familiar dirigida por Steve y Jill Klein Matthiasson se ha ganado el reconocimiento de culto de los amantes del vino indie. Si bien elaboran vinos tintos, su homenaje a los blancos italianos los ayudó a instaurar su nombre en primer plano en una región dominada por el Cabernet. Su blend blanco, que hace referencia al Friuli tanto de Burdeos como de Italia, combina Sauvignon Blanc, Semillón, Ribolla Gialla y Tocai Friulano. También producen un tinto suave de Refosco y un varietal Ribolla Gialla con texturas muy atractivas. Antes de fundar su propia marca, los Matthiasson disfrutaron de largas carreras en agricultura sostenible. Este enfoque con respecto a la tierra ha guiado su vinificación, y los ha llevado a aplicar principios holísticos similares de equilibrio y moderación. Utilizan técnicas tradicionales en la bodega para complementar el trabajo que se realiza en el viñedo, como la recolección temprana de la fruta para conservar la frescura y la elegancia.