Chelsie Petras de Chel Loves Wine con una copa de vino tinto y un sistema Coravin en una botella de vino tinto.

Vino 101

La guía para principiantes de Coravin

agosto 28, 2018

Escrito por Chelsie Petras, Chel Loves Wine

El vino es un placer con todo incluido, un mundo acogedor tanto para los recién llegados como para los expertos de años. No es necesario ser sommelier o enólogo para disfrutar de una copa, ni tampoco es necesario ser un bebedor habitual para aprovechar los beneficios de usar Coravin. Para explorar cómo Coravin es útil para los amantes del vino de todos los niveles, nos reunimos con la escritora de vinos Chelsie Petras de Chel Loves Wine, quien nos reveló su beneficio favorito de Coravin: probar el vino sin desperdiciarlo.

Tengo mucho vino en mi apartamento.

Más de 150 botellas en este apartamento de apenas 230 m². Algunas de las botellas son muestras, otras son botellas especiales que voy a guardar por un tiempo y otras son las que tengo a mano para cenas e invitados. Sé que en Instagram puede parecer que abro una o dos botellas por noche, pero esa no es la realidad. Entonces, ¿cómo pruebo todos estos vinos sin beberlos todos o desperdiciarlos?

Aquí entra Coravin.

Chelsie Petras de Chel Loves Wine con una copa de vino, una botella de vino y el sistema Coravin sobre la mesa.

¿Qué es un Coravin?

Una anécdota curiosa: el primer evento de vinos al que asistí fue coorganizado por Coravin. Desde entonces, creo firmemente que Coravin es una herramienta que todo amante del vino necesita. Desde el principiante hasta el experto, Coravin está ahí para ayudarle a probar el vino sin desperdiciarlo. Es un sistema de preservación de vino que utiliza tecnología inteligente para acceder al vino en la botella y al mismo tiempo evita que entre en contacto con el oxígeno.

Chelsie Petras de Chel Loves Wine usando un sistema Coravin en una botella de vino.

¿Por qué necesito uno?

Entonces, ¿por qué necesitas un Coravin? En primer lugar, un Coravin evitará que desperdicies vino (que es básicamente un pecado). Al tener la posibilidad de servir solo una o dos copas de una botella, no corres el riesgo de tener que tirar el vino restante (o beber vino en mal estado). Soy una chica que suele beber vino sola (Pete no es muy amante de los vinos), así que Coravin ahora me permite probar todas las botellas cuando quiero hacerlo. Podría tomarme una copa de Chardonnay, seguida de una de Syrah y rematar la noche con un Malbec… todo sin abrir una sola botella. Es como magia.

Imagina que estás organizando una fiesta y todos quieren beber algo diferente. Sería una pesadilla si tuvieras que abrir todas esas botellas. Con tu conveniente y elegante Coravin, puedes darles a todos lo que desean sin tener que abrir todas las botellas.

¿Cómo se usa?

Entonces, ¿cómo funciona? Coravin tiene una aguja pequeña y hueca que atraviesa el corcho. Con ella, inyecta gas argón en la botella. Una vez que la botella está presurizada, te permite extraer el vino directamente a tu copa (¡y a tu estómago!). Al quitar la aguja, el corcho se vuelve a sellar, por lo que puedes sacar tanto vino como desees.

Si miras la foto de abajo, puedes ver lo pequeño que es el agujero que deja Coravin. Es tan pequeño que el corcho básicamente se vuelve a sellar. Coravin solo funciona con corchos naturales, por lo que, si tienes alguno sintético, tendrás que beber esas botellas de la forma habitual.

Primer plano del cuello de una botella de vino con el corcho aún insertado.